TÚNIDOS EN LA RÍA

Salir de pesca no necesita ni conocimientos ni experiencia, pescar ya es otra cosa. Desde O Chivo, siempre os animamos a salir al mar, contactar con la naturaleza, conocer otros pescadores, en resumen, a disfrutar de una autentica excursión en la que nuestro mayor objetivo es disfrutar de un día distinto y de lo más reconfortante.

Todo esto sin olvidar nuestra finalidad… Que el tirón de una picada arquee la caña. Y en nuestra última salida, todo parecía indicar que el mar no quería darnos todas las satisfacciones que buscábamos.

Al salir con un grupo poco experimentado, lo intentamos con caña y metralleta a los xurelos, que este año abundan por la ría. Tanto xurelos como xardas son muy agradecidos. Con este tipo de pesca, pueden picarte hasta seis en la misma caña, imposible el aburrimiento. Sin embargo nos fueron hostiles. Los buscamos varias zonas. La sonda marcaba una inactividad total.

Entonces fue cuando nuestro guía, que tiene un pacto con el diablo, decidió dar una cambio de estrategia, cambiar el tipo de arte de pesca (pasarnos al currican) y de zona, salir de Ferrol buscando otras marcas, otros caladeros.

De repente, las cañas comenzaron a encorvarse y las carracas de los carretes a sonar. Ahí estaban. Las codiciadas albacoras o bacoretas, hermanas pequeñas del atún rojo y que pocas veces nos visitan en la ría. Encontramos un banco que hizo las delicias de nuestros marineros. Todos consiguieron la picada de una pieza tan preciada.

Son peleonas, divertidas de pescar y consiguieron llenar de ilusión el barco. En el medio, también subimos a bordo alguna xarda.

Otro día estupendo practicando nuestro deporte favorito, la pesca deportiva.

Abrir chat
Powered by